Archivo de la etiqueta: Limpiar el mármol

Cómo limpiar mármol de diferentes maneras

Así puedes mantener tu mármol.

El mármol es un material muy habitual que puede encontrarse principalmente en cocinas y cuartos de baño. Le da un toque muy elegante a cualquier estancia, pero hay que saber mantenerlo para que luzca con todo su esplendor. ¿Quieres saber cómo limpiar mármol de diferentes maneras? Sigue leyendo y aprende a tenerlo lo mejor posible.

Sí, el mármol es un material precioso que le da un toque espectacular y muy bonito a cualquier estancia, pero si no se cuida de forma correcta, perderá su esencia con el paso del tiempo. Es un material muy delicado que requiere una limpieza constante y un mantenimiento adecuado para poder lucir siempre perfecto.

Diferentes maneras de limpiar mármol:
Quita primero todo el polvo o suciedad del mármol con una mopa o similar para no dañarlo. Si hay manchas difíciles, quítalas con agua tibia y alcohol. Llena un cubo con agua y añade 3 cucharadas de bicarbonato de sodio, 4 cucharadas de alcohol y un chorro de jabón líquido. Es una mezcla perfecta para fregar el suelo de mármol.
El mármol blanco es más delicado que los demás, por lo que hay que esmerarse más en su cuidado. Mezcla agua tibia con jabón neutro y podrás limpiar mármol de forma muy eficaz.
En el caso de que haya manchas que no se vayan fácilmente, mezcla media taza de agua oxigenada con el jugo de medio limón. Empapa una esponja suave con la mezcla y aplica en la zona que quieras limpiar. Deja que actúe unos 3-4 minutos y aclara con agua tibia. Seca con un paño.
Si el mármol se ensucia con alimentos o bebidas, es muy importante que elimines estas manchas cuanto antes. Lo mejor es utilizar un paño de microfibra, pásalo por las manchas y después limpia con agua tibia y jabón líquido que sea suave. Si las manchas no se van, limpia con una mezcla de vinagre blanco y agua.
Para dejar el mármol impecable también puedes pulirlo, sin duda quedará muy brillante y no habrá riesgo de que se ralle la superficie. Mezcla 3 cucharadas de bicarbonato de sodio con agua para crear una especie de pasta y extiéndela sobre la superficie que quieres limpiar, con una capa fina.
Deja que actúe al menos 30 minutos y aclara con agua tibia, sin frotar en ningún momento.